Propone Horacio Sosa prohibir que el gobierno compre productos en envases desechables

  • Unicel, PET y polietileno, los materiales que se dejarían de comprar
  • Causan daños al medio ambiente, a la salud y a la economía, afirma
  • Sólo se recicla 2% de los desperdicios, según cifras internacionales

El diputado Horacio Sosa Villavicencio, del Grupo Parlamentario de Morena en el Congreso local, propuso este miércoles una serie de reformas a la Ley para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos Sólidos, con el fin de prohibir que el gobierno del estado adquiera bienes o servicios que impliquen envases o embalajes de plástico desechable.

En su exposición de motivos, el legislador citó una investigación sobre responsabilidad social de las empresas refresqueras, según la cual México es el principal consumidor de bebidas embotelladas a nivel mundial, lo que implica el uso de alrededor de 800 mil toneladas de PET al año, con un crecimiento anual de 13%.

El principal uso de los envases de PET (tereftalato de polietileno) lo llevan las botellas de refresco, con 52.8%, seguido de agua embotellada con 17%, dijo.

Señaló que los plásticos desechables son un grave problema para el medio ambiente, dado que tardan más de 500 años en degradarse, u otros de plano no lo hacen, como el polietileno y el poliestireno expandido o unicel.

Mencionó también graves problemas a la salud de la población, tanto por el contacto de esos materiales con los alimentos, como por su manejo como basura, pues en América Latina y el Caribe sólo poco más de 2% de los residuos sólidos tienen algún tipo de procesamiento, de acuerdo con cifras de la Organización de las Naciones Unidas.

Señaló que también la quema de residuos a cielo abierto es altamente contaminante por la liberación de gases tóxicos y de efecto invernadero.

En algunos casos, agregó, el manejo inadecuado de residuos sólidos (recolección, transporte y descarga) por parte de los encargados está vinculado con la aparición de diversos problemas de salud graves, como infecciones dérmicas y gastrointestinales.

A esas consideraciones, agregó, se debe sumar también el factor económico, pues el conjunto del gobierno del estado paga más y contamina más por los envases desechables.

La iniciativa prevé añadir un artículo 68 bis a la Ley para la Prevención y Gestión Integral de los Residuos Sólidos, que quedaría de la siguiente manera:

“Las dependencias y entidades de los tres Poderes que conforman el Gobierno del Estado de Oaxaca, los gobiernos municipales, así como los órganos autónomos del Estado tienen prohibido adquirir, usar o distribuir productos en envases o embalajes de un solo uso elaborados con tereftalato de polietileno, poliestireno expandido o polietileno, salvo que sean destinados a fines médicos o para la atención humanitaria”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *